Mantenimiento de una propiedad alquilada

201507221092

Mantenimiento de una propiedad alquilada

Una vez que al fin has alquilado una propiedad, se siente un gran alivio de estar tranquilo en un nuevo hogar. Pero no todo ha terminado, hay una serie de responsabilidades por delante que no debes omitir por el bien de tu relación con el arrendador. Además, seguramente quieres de vuelta ese depósito íntegro una vez que te retires. Es tan simple como conservar una serie de hábitos para el mantenimiento de una propiedad alquilada, y hoy desde Citymax Santiago http://www.citymax-sti.com te diremos cuáles son.

Una relación de ganar-ganar

Evitar problemas con el dueño es clave para que esta negociación sea lo más placentera posible. Considera que ambos deben ganar en este proceso, y en vista de que todo bien se deteriora inminentemente con el uso, es tu deber hacer algunas pequeñas reparaciones tan pronto como puedas.

Los problemas de fontanería o calefacción que puedan surgir deben ser atendidos en las próximas 24 horas para mayor seguridad, asegurándote siempre de avisar al arrendador antes de hacer cualquier cambio o arreglo en su propiedad ya que es su derecho saberlo y tu deber como inquilino informárselo.

Además del mantenimiento de una propiedad alquilada, el arrendador deberá ofrecer todas las instalaciones que satisfagan los requerimientos básicos de habitabilidad, como una climatización adecuada, calefacción, agua, electricidad, así como la conservación de la estructura de forma limpia, sanitaria y segura.

Protocolo en caso de reparaciones

Generalmente existen estándares específicos que establecen requerimientos mínimos de luz, ventilación y cableado eléctrico. También es bueno instaurar otros elementos de seguridad como detectores de humo, candados, cerraduras y si es posible alarmas. Para el inquilino es mejor encargarse de las reparaciones urgentes mientras tanto y luego ponerse de acuerdo con el arrendador, ya que su responsabilidad se limita al buen uso y mantenimiento convencional.

Con esto nos referimos a que es necesario que el arrendatario cumpla las normas básicas para el buen vivir, libre de inconvenientes, como por ejemplo limpiar drenajes periódicamente, cambiar bombillos y bases eléctricas, limpiar constantemente para evitar la aparición de factores indeseados como moho, insectos o alimañas que puedan dañar la infraestructura permanentemente, etc. Afortunadamente, aquí te enseñamos cómo eliminar el moho de tu hogar http://citymax-sd.com/es/articulos/como-eliminar-el-moho-de-tu-hogar/index10.html en caso de que hayas tenido la mala suerte.

La buena comunicación es clave

Como en toda situación de manejo de crisis, lo importante acá es la buena comunicación. No es necesario que propietario e inquilino sean mejores amigos, pero sí que mantengan una buena relación. Básicamente, que hablen el mismo idioma y sean capaces de llegar a un acuerdo juntos para alquilar un buen hogar, mira aquí nuestros consejos respecto al tema http://citymax-sti.com/es/articulos/consejos-para-alquilar-un-buen-hogar/index7.html.

El correcto mantenimiento de una propiedad alquilada no es nada difícil para ambas partes, solo es cuestión de trabajar en equipo para que el inmueble se conserve en buen estado, después de todo, esto es algo que les conviene a todos. ¿De qué manera cuidas tu propiedad alquilada? Recuerda que bajo nuestra asesoría puedes conseguir el negocio ideal para tus deseos y necesidades, solo contáctanos y con gusto atenderemos tus dudas.

No hay comentarios

Publica una respuesta