¿Cómo planificar la mudanza a una nueva casa?

planificar mudanza a nueva casa

¿Cómo planificar la mudanza a una nueva casa?

Para planificar la mudanza a una nueva casa o apartamento en venta en Santiago República Dominicana es crucial la organización para no dejar ningún objeto importante atrás y para que nada se rompa o dañe. Aprende a llevar este proceso de traslado y cambio sin contratiempos y sin gastar una cantidad excesiva de dinero.

El conocimiento es poder para el nuevo propietario

Si es tu primera mudanza de seguro tendrás muchas dudas relacionadas a la logística. Este proceso toma tiempo para ejecutarse sin accidentes, pérdida, robos, rotura de objetos o problemas con los nuevos vecinos. Se recomienda una planificación 3 a 4 semanas antes del día pautado, para una mayor tranquilidad.

Al momento de firmar un contrato pregunta al propietario la fecha de la posible mudanza. Si el tiempo te apremia y es menor de lo que tenías pensado, lo mejor es apoyarse en los amigos y familia que te ayuden a guardar y organizar los bienes de tu antigua casa.

Para empezar a evaluar tu proceso de mudanza y su complejidad hay ciertas preguntas que debes responderte, por ejemplo:

  • ¿Realizaste una evaluación básica antes de comprar el apartamento?
  • ¿La casa es amueblada o tendrás que trasladar los tuyos?
  • ¿Cuántas cajas en promedio deberás cargar?
  • En base a tus respuestas anteriores ¿necesitas un camión de mudanza?
  • ¿Cuáles son las condiciones de mudanza dadas por el propietario?
  • ¿Cuáles son tus facilidades en la mudanza? (piso bajo, ascensor, muchos amigos como ayuda, pocos objetos…)
  • ¿Te mudas con niños y pareja o tú solo?
  • ¿Con cuánto dinero cuentas para movilizarte?

Estas respuestas simples te permitirán saber en cuánto tiempo promedio planificar tu mudanza y las dificultades a superar en el proceso.

Planificar la mudanza a una nueva casa en 8 pasos

Con las preguntas básicas resueltas ya puedes comenzar a planificar la mudanza a una nueva casa con la cabeza más clara. Para ayudarte a no sobrecargarte en este importante proceso te dividimos cada situación en 8 pasos. Así podrás evaluar con cuidado cada movimiento.

1) Haz un inventario de los objetos en tu casa

Toma un cuaderno y comienza a hacer un inventario de los objetos que tienes en la casa. Inicia con los espacios más grandes a los más pequeños y clasifica las cosas más importantes que debes llevarte. Te darás cuenta que en tu viejo hogar tienes objetos que no necesitas. Estos pueden venderlos, subastarlos o regalarlos a algún amigo. En las mudanzas lo importante es la practicidad, si no lo necesitas ¡no lo lleves!

El inventario es un método que te ayudará a determinar la cantidad de cosas que tienes y planificarte mejor. Te facilitará saber la cantidad de cajas, etiquetas y logística que necesitas para trasladar todo y determinar aquellas cosas de las que puedes prescindir.

2) Avisar al vendedor una fecha de mudanza

La mayoría de las propiedades esclarecen que las mudanzas pueden ser inmediatas, pero en ocasiones no es así. En cualquier caso, anúnciale con tiempo al anterior propietario tu día tentativo para trasladar tus cosas. Esto por si la persona quiera retirar algún objeto importante, hablar con los vecinos o hacer limpieza antes de que te instales.

Los mejores días para hacer mudanzas son fines de semana, contando de jueves a domingo. Así no interferirás demasiado con tus actividades laborales ni la escuela de los niños. Aléjate de las horas de mayor tráfico para trasladar cajas y comienza bien temprano, casi de madrugada, a moverte con todo.

3) Realiza un primer acondicionamiento del lugar

Hay mudanzas que duran días en ejecutarse por la cantidad de objetos a trasladar y las dificultades de espacio. Por eso lo recomendable es preparar un primer acondicionamiento de la casa nueva. En este proceso se trasladarán elementos ligeros e importantes para hacer habitable el lugar. Por ejemplo, sábanas, un colchón, algunas lámparas y comida.

Ve moviendo en bolsos de mano o maletas los objetos personales como ropa, maquillaje, zapatos, elementos del baño y demás.

4) ¡A comprar las cajas y empacar!

Las mudanzas son divertidas si así lo quieres y uno de los procesos más emocionantes es empacar y desempacar en tu nueva casa o apartamento en Santiago. Para ello tendrás que conseguir las cajas, cintas adhesivas y de embalaje, etiquetas o marcadores para clasificar las cajas. Busca estos objetos en los lugares de mudanza, sitios de reciclaje o pídelos a tus amigos o personas que tenga un negocio o una tienda.

Al momento de empacar el sistema de clasificación recomendado es por colores. De esta manera identificarás con facilidad las cajas que pertenecen a cada habitación. Anota las palabras claves en cada caja y sus colores, verás cómo todo es más fácil con este método. Utiliza cartón y papel de burbuja para cuidar que los objetos delicados no se rompan.

5) Cancela servicios y evita deudas futuras

La cancelación de los servicios en tu antigua casa es algo que no se te puede pasar por alto. En caso contrario seguirás acumulando deudas y cuando menos lo creas tocarán tu puerta con malas noticias económicas. Llama al menos 15 días antes de mudarte para reportar que te vas a mudar.

En los documentos en donde declaras tu domicilio tendrás que hacer actualizaciones. Toma un día completo de permiso en el trabajo para movilizarte en la mayor cantidad de trámites posibles, muchos de ellos es posible hacerlos online.

6) Haz un presupuesto

¿Harás un traslado en solitario o contratarás un servicio de mudanza? Todo esto influye en la formación de tu presupuesto. Todo va a depender de la cantidad de cosas a movilizar y el tiempo disponible. Si estás apenas iniciando en la compra de muebles y solo tienes objetos ligeros como ropa, sillas y adornos este cambio no requerirá tanta inversión. En cambio, si tienes muebles, nevera y otra cantidad de bienes pesados el monto subirá.

Lo ideal es alquilar un camión de mudanza por uno o dos días según la cantidad de cosas a movilizar. Tienes que llamar a solicitar el servicio al menos 10 días antes para ahorrar costos y asegurarte de que tengan el vehículo preparado. Apóyate en amigos para que te ayuden a cargar los objetos pesados a tu nuevo hogar. En caso contrario tendrás que contratar al menos 3 personas para poner todo en orden.

Establece tu presupuesto básico para mudanzas e intenta no salirte de él por ningún motivo.

7) Investiga a la empresa de mudanza

Si piensas contratar una empresa de mudanza completa investiga su reputación y responsabilidad. Busca referencia de otros clientes para evitar estrés y desplantes en este proceso tan importante. Confirma días antes del traslado la hora y el momento en que se desplazarán a su nuevo hogar.

Este paso es importante para cubrirse de posibles estafas, pérdidas de objetos en la vía o malas experiencias en atención al cliente. Pregunta a tu asesor inmobiliario de confianza sobre servicios de traslado recomendados o a tus amigos.

8) Limpieza y preparación de la nueva casa

Antes de empezar a trasladar las cosas lo recomendable es ir días antes a realizar limpieza y organización de la nueva propiedad. Limpia, ordena lo básico e incluso puedes ir y presentarte con los vecinos. Repara los desperfectos en tuberías, tomacorrientes o bombillos si se trata de una casa o apartamento usado. Luego con todo instalado será más complicado hacerlo.

La mudanza con niños: Un proceso que afrontar

¿Recuerdas las preguntas de arriba? Pues si eres de los que respondió que tiene hijos te tenemos algunos consejos para lidiar con los pequeños en una mudanza.

  • Conversa con tu hijo: Las mudanzas afectan a los niños pequeños de maneras diversas. Los primeros días están inquietos, lloran, no pueden dormir o tienen pesadillas. Habla con él/ella, cálmalo/a, enséñale su nueva habitación y todas las cosas divertidas de esa nueva casa.
  • Haz que participe: Para disminuir el impacto de la mudanza haz que el niño/a colabore en el proceso. Dale pequeñas tareas para que ayude y se comience a encariñar con su nuevo hogar.
  • Mantengan la calma: Como padres tienen que mantenerse en control, con el menor estrés posible. Si se notan inquietos y molestos los niños percibirán la mudanza como algo negativo desde el principio.
  • Habla bien del lugar: Emociona a tu hijo/a con la idea de vivir allí, véndele todas las ventajas de la nueva casa. Si hay un parque cerca, piscina, si los vecinos tienen mascotas o si están otros niños con los que jugar.
  • Cuidado con su seguridad: Al limpiar o acomodar hay que cuidar de que el pequeño no se lastime o se enferme por el polvo o el cambio de clima (si se mudan de ciudad).
  • Ten un elemento de distracción: Haz que se lleve su juguete favorito para que se entretenga mientras ocurre todo el proceso de mudanza.
  • Cuidado con los procesos de mudanza difícil: Si el traslado presenta muchos inconvenientes los pequeños se pueden quedar con amigos o familia. Esto mientras se resuelven los problemas.

Toma en cuenta estos pasos y no tendrás problemas para planificar la mudanza a una nueva casa en República Dominicana. Comparte esta entrada en redes sociales y no dudes en contactarnos si estás buscando tu propiedad soñada en Santiago.

No hay comentarios

Publica una respuesta