Cómo adaptarte bien si te mudas a otra ciudad

Cómo adaptarte bien si te mudas a otra ciudad

Cómo adaptarte bien si te mudas a otra ciudad

Adaptarse a los cambios es algo que produce resistencia. ¿Cómo lidiar con esas mudanzas? En Citymax-sti te enseñaremos cómo adaptarte bien si te mudas a otra ciudad. Tanto los adultos como los más pequeños padecen del estrés que representa acoplarse a una comunidad distinta. Para ello te daremos algunas sugerencias para que tu y tu familia se acomoden con tranquilidad en su nuevo lugar de residencia.

Una mudanza, muchos cambios

Aunque muchas veces soñamos con una nueva casa y vivir en otra ciudad o país, la verdad es que cambiar de residencia significa un desgaste emocional. Dejar a los amigos, la familia, incluso las mascotas… Acomodarse a una nueva cultura, clima y normas no es nada fácil.

Desde el momento que se empieza a planificar el cambio de domicilio, hasta el momento en que se llega a la nueva casa es una odisea que provoca cansancio y estrés. Pero, lo peor es que eso no acaba allí, las semanas siguientes serán de adaptación. Veamos el siguiente apartado.

Cómo adaptarte bien si te mudas a otra ciudad

Desconocer la ubicación de las cosas, los nombres de las calles, la distancia de un punto a otro y cómo será el trato de las personas de ese lugar puede provocar pánico. Involucrarte en tu nueva comunidad será el primer paso para empezar a entrar en confianza.

Organízate

Al cambiar de ciudad, por decisión propia o por otros motivos, la mudanza puede convertirse en una pesadilla. En casa, generalmente, hay cosas acumuladas que no usas desde hace mucho tiempo o que jamás utilizaste.

Aplica esta norma: si habías dejado algo en el olvido, significa que no lo necesitarás y puedes prescindir de ello. Dona lo que está en buen estado, bota lo que no sirve o haz una venta de garaje para completar el dinero para cubrir algunos gastos. Luego haz una lista de las cosas que te llevarás a la otra ciudad. Así no se sentirá tan ajeno a la nueva casa.

Conoce la ciudad

ayudar a los niños a adaptarse a un nuevo lugar

Movilizarse en la ciudad y aprender a llegar a los puntos de referencia más importantes de la zona es una de las primeras cosas que debes aprender. Puedes valerte de la tecnología y usar una aplicación móvil que te indicará la dirección que estás buscando.

Preguntarles a los residentes de esa localidad será la mejor idea, porque así irás rompiendo el hielo y te permitirás conocer mejor el trato e idiosincrasia del lugar. Así, antes de lanzarte a usar los servicios públicos como el transporte, tendrás una idea de cuál es su recorrido, por ejemplo.

Encuentra espacios que sean de tu agrado

Investiga qué ver o qué lugares visitar en esa localidad. Identifica esos sitios en los que te sentirás a gusto. Atrévete a caminar por las calles de la ciudad como si ya la conocieras y estate atento a esos locales que te pueden hacer sentir cerca de tu antigua residencia.

Para que esto no sea tan agotador es importante que, antes de comprar o alquilar, al buscar tu primera casa, te fijes en su ubicación.

Mantente realista, no pesimista

Al cambiar de domicilio, y más si son cambios fuertes como irse a otro país, muchas veces se cree que la vida será perfecta. No es que no lo sea, pero se tiende a idealizar el estilo de vida.

Lo recomendable es bajar un poco las expectativas y estar siempre consciente de que al menos los primeros meses no serán así. La primera etapa suele ser un poco difícil por la adaptación a los cambios que se experimentan.

Crea relaciones interpersonales

Este paso es uno de los más complicados. Conseguir hacer amistades muchas veces se torna difícil. Pero, si tuviste que mudarte de ciudad o país por cuestiones laborales, aprovecha a tus colegas y entabla un lazo cercano con ellos.

Busca acercarse a las personas que verás a diario, los vecinos, sus compañeros de trabajo, el maestro y los padres de los niños de la escuela a donde van sus hijos. De esa forma empiece a crear su nuevo círculo de amistades.

Consejos para ayudar a los niños a adaptarse a un nuevo lugar

Los niños, aunque pequeños, también tienen que ajustarse a las nuevas normas y forma de vida de los habitantes de la ciudad. La mudanza genera estrés a los adultos y a los pequeños. Por lo general, mudarse acentúa aspectos de la personalidad con la que se tiene que lidiar por un tiempo.

Si decidiste venir a vivir en República Dominicana y viene de una urbe muy dinámica y desea mantener el ritmo, le recomendamos que vea los inmuebles en Santiago. Esta es la segunda ciudad más importante del país, donde se concentra la mayor área industrial y financiera.

Es perfecta para que el cambio no afecte tanto a los nuevos inquilinos. Su clima cálido, su urbanismo y la gentileza de sus habitantes harán más llevadero el proceso de adaptación.

De igual forma, sigue estos consejos para que ayude a sus niños a adaptarse a un nuevo lugar:

Enfatiza en lo positivo

Prepara a tu hijo para la mudanza. Haz énfasis en todas las cosas buenas que les esperan. Puedes decirle que es una oportunidad para que conozca de cerca la cultura y tradiciones de un nuevo lugar. Y si fuese el caso, un nuevo idioma y forma de vida de sus habitantes.

Esta coyuntura servirá para que haga más amigos con una manera diferente de concebir la vida. Además, será la oportunidad perfecta para comenzar de nuevo si tu hijo no se adaptó a su antigua escuela. Dígale que tendrá la oportunidad de hacer amistades y de que se adapte a una nueva escuela.

Planifíquese

Elabora junto a tus hijos un plan de acción donde consideren qué cosas harán distinto en su nuevo lugar de residencia. Mantente cauteloso con las expectativas que le puedan poner a la mudanza. Recuerda mantenerte realista, pero con optimismo.

¿Cómo ayudar a los adolescentes en el cambio de residencia?

Adaptarse a la nueva ciudad con deportes
Y si ya sus hijos han pasado la infancia y llegaron a la adolescencia, también debe ayudarlos a aceptar los cambios que implica un nuevo domicilio.

Caracterizados por la rebeldía, los adolescentes son personas en crecimiento que, al igual que los adultos, pueden comprender las vueltas de la vida. Tome en cuenta su parecer y sea comprensivo y paciente con ellos. Dele el tiempo y el espacio para que asimilen el cambio.

Notifícales con anticipación

Empieza por darle la noticia de la mudanza de una forma apropiada. Crea el ambiente y la situación lo más natural que pueda en cuanto te hayas decidido que deben irse a vivir a otro lugar.

Escucha a tu hijo

No subestimes los sentimientos y pensamientos de su hijo adolescente. Es normal que sienta tristeza y tal vez un poco de molestia por tener que dejar a sus amigos y su rutina diaria. Sé empático y demuestra comprensión ante la posible ansiedad que pueda sentir tu hijo por la mudanza, el viaje, el cambio de residencia y lo desconocido del nuevo lugar.

Dile y demuéstralo, que hará lo posible por hacer fácil la mudanza y la adaptación a la nueva localidad. Al igual que con los niños pequeños enfócate en los beneficios que le aportará el cambio de domicilio.

Sé sincero

A los adultos se les dificulta reconocer en varias situaciones lo mal que la pueden estar pasando. Es importante que tú también reconozcas tus emociones y las compartas con la familia. Así, todos se sentirán identificados y acompañados en el mismo estado emocional.

Trata de mantenerte bajo control, el adulto eres tú y debes comportarte como tal. Puede suceder que sus hijos se irriten y es porque le has transmitido tus síntomas de estrés.

Dos semanas antes del traslado de los mobiliarios y demás cosas que conservará el estrés gana terreno. Un consejo para evitar acumular tensión es distraerse con paseos, salidas especiales y continuar en lo posible con normalidad tu día a día.

Para los niños representa reconstruirse. Volver a empezar en todas las áreas, pues a ellos les toca adaptarse a los planes de la familia y al lugar donde vivirán. Adaptarse a las normas, a la casa, al colegio, al trabajo a los lugares de ocio, a las personas pueden ser las razones del por qué tus hijos repitan en reiteradas ocasiones que no están a gusto con el cambio.

Para evitar reproches como “nadie me preguntó”, “nunca me toman en cuenta”, “me quiero regresar”, sé siempre comunicativo con su familia, en especial con sus hijos. Busca junto con ellos lugares donde puedan hacer actividades deportivas o culturales y mantente siempre atento a las emociones de tus hijos ya que este cambio supone algo realmente trascendental para ellos.

Estos son algunos consejos sobre cómo adaptarte bien si te mudas a otra ciudad. Las viviendas verticales están de moda más que nunca, así que, si deseas ver los apartamentos en venta en Santiago, puedes contactarnos para una asesoría acorde a sus requerimientos.

No hay comentarios

Publica una respuesta